0

Microcuentos: Un beso pegajoso

Por Luis Eduardo Vivero

Babosas 2

Recorrieron un largo y lento camino para estar juntos. Apenas se vieron, se echaron a correr a toda velocidad, para luego recibirse a brazos abiertos, enroscarse y bailar con las manos tomadas.

Justo en el instante en el que el sol se ponía, unieron sus labios en un beso pegajoso e infinito. Finalmente las babosas se habían reencontrado.

0

Vipassana – un viaje a las profundidades de la conciencia – disponible en Amazon

PORTADA 4 ¡Noticias! Luego de haber publicado el relato en formato pdf – y haber conseguido ciento cuarenta y ocho descargas hasta comienzos de noviembre – me decidí a poner el texto en Amazon. Así es que a partir desde ahora lo podrán tener en su dispositivo favorito, desde la siguiente dirección:

 Vipassana – un viaje a las profundidades de la conciencia (Spanish Edition)

La portada es del diseñador profesional y artista Ernesto Valdes.

0

Flirteo literario

La conocí en una librería. Me acerqué y le dije: “te ves tan gramatical que podría escribir un cuento en tu espalda…”. Al parecer no le gustó mucho, ya que respondió: “ah, eso debe ser poesía del campo, directa y con la gracia de un puerco…”. No me dejé amedrentar y arremetí con pasión: “señorita, se nota que maneja muy bien el lenguaje, pero de todas formas me gustaría pasarle el corrector ortográfico, por si las moscas…”. En seguida espetó: “¡Por Gutenberg, qué atrevimiento es éste! Para que sepa, soy lo más selecto que hay. Encuadernación de lujo, edición limitada. En cambio, usted parece venir de imprenta de barrio, además de ser una edición antigua…”. Me generó una risa a carcajadas y agregué: “tal vez usted no sabe cuántas cosas he aprendido en estos años, pero si me lo permite, le podría mostrar…”.

 Había sido suficiente por ese día. Se despidió cortésmente, dejando caer un papel. Lo recogí de inmediato y vi que se trataba de su registro bibliográfico. Con ese dato podría encontrarla sin dificultad. Definitivamente le había caído en gracia y deseaba leerme un poco más…

0

Nuevo relato corto: Vipassana – un viaje a las profundidades de la mente

¡Noticias! Acabo de publicar un nuevo relato corto, bajo el título “Vipassana – un viaje a las profundidades de la mente”. Está basado en las vivencias que tuve al pasar por un curso de diez días en la mencionada técnica de meditación.

 Está en pdf para descarga libre, en la siguiente dirección:

 http://luiseduardovivero.com/obras/

 Espero que les guste 🙂

0

Una noticia inesperada – serie de microrrelatos

Katty había terminado con su prometido hace pocos días. Sus padres estaban preocupados y se alegraron mucho al saber que se iría de vacaciones con una buena amiga.

Sonó el timbre, era Maite, quien llegaba a cenar. La comida estaba de lo mejor y las chicas hablaban animadamente acerca del itinerario de viaje. De pronto, la mamá de Katty le agradeció muy sentidamente a Maite por lo que estaba haciendo por su hija, considerando las circunstancias por las cuales ella estaba pasando. Las chicas tomaron un largo trago de vino tinto, se miraron por un momento a los ojos, y luego de tomarse de la mano, Katty les dijo a sus padres: “tenemos algo que contarles, es muy difícil para mí, pero la verdad es que nos vamos de luna de miel”.

0

Soy chileno y amo a mis hermanos bolivianos y peruanos

Oscuros acontecimientos fueron los que llevaron a estos pueblos a enfrentarse en dos bandos y a odiarse. Lo que comenzó como una iniciativa de la gente poderosa de la época, velando por sus beneficios individuales, llevó a que pobladores, ancianos, padres de familia e incluso niños pelearan por una causa ajena. Luego de algunos años, se comenzó a sembrar el odio contra el hermano al otro lado de la frontera.

Las guerras son terribles y el ser humano muestra su peor lado en esas circunstancias, dejando profundas heridas en las sociedades que las viven. Incluso después de casi ciento veinte años de haber pasado por un enfrentamiento bélico, estos pueblos no han dejado atrás lo que significó ese triste evento en la historia. Los gobiernos se encargaron que a través del sistema educativo se transmitiera un sentido errado del patriotismo, queriendo dar la impresión que un pueblo era mejor que el otro por ser más bravío, o por haber ganado de forma fenomenal una u otra batalla. La mayoría de la gente no se preguntó si todo eso era bueno para el alma, si a caso fomentar un sentimiento de superioridad ante nuestros congéneres era algo positivo o no, y lo aceptaron automáticamente como algo verdadero, pasándolo de una generación a otra.

Es cierto que cada pueblo tiene sus propias características que lo identifican y lo hacen único, desde la forma de hablar, los dichos, la vestimenta, la forma en que nos expresamos cultural y artísticamente. ¿Pero es que acaso somos tan diferentes? Para mí no lo somos; necesitamos respirar aire limpio, beber agua pura, alimentarnos, desarrollarnos como seres humanos en todas sus facetas, y sobre todo, requerimos amar y ser amados.

La Pachamama fue sabia al dibujar una cordillera que nos une, y que sin embargo, no tiene nacionalidad. Si le preguntan a Los Andes si es boliviana, peruana o chilena, va a mirar para otro lado, porque no le importan esas cosas. La madre tierra no sabe de límites geográficos, y para ella todos somos sus hijos, sin distinción. Lo mismo sucede con un quechua o aymara, ¿o creen que se sienten diferentes a sus hermanos que viven cruzando la frontera? El maravilloso cóndor no necesita pasaporte y vuela libre sin preocupaciones ni distinciones.

Es tiempo de crear nuevos lazos, de arreglar este entuerto que nos ha mantenido separados, de propiciar que nuestros hijos jueguen juntos y que comprendan que somos uno.

Hermanos y hermanas de Bolivia y Perú, sepan que aquí hay un chileno que los ama y abraza desde el corazón.