Microcuentos: Un beso pegajoso

Por Luis Eduardo Vivero

Babosas 2

Recorrieron un largo y lento camino para estar juntos. Apenas se vieron, se echaron a correr a toda velocidad, para luego recibirse a brazos abiertos, enroscarse y bailar con las manos tomadas.

Justo en el instante en el que el sol se ponía, unieron sus labios en un beso pegajoso e infinito. Finalmente las babosas se habían reencontrado.

Comentarios

comments

Powered by Facebook Comments


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*