0

Ganador del concurso de microrrelatos Paradojas de Historias Pulp

Portada de la antología, realizada por Ada Tambel

¡Buenas noticias! Gané el concurso de microrrelatos “Paradojas” organizado por Historias Pulp. Gracias a las personas que participaron, Historias Pulp hizo una antología con los microrrelatos recibidos, la cual pueden leer en línea o descargar.

Este concurso me abrió los ojos a la temática de las paradojas, algo que me interesó mucho y que por cierto me significó un verdadero desafío, debido a la complejidad que significa crear una paradoja y luego pasarla a formato de microrrelato (y que funcione como tal).

A continuación les dejo mi microcuento ganador:

El hijo más obediente e inteligente del mundo

Una mamá se quejaba y le contaba a Cecilia, su vecina, el tormento que a diario significaba educar a Benjamín, su hijo, ya que estaba pasando por la época rebelde y ya casi no podía controlarlo. Además no había caso que se llevara bien con las matemáticas ni la física. Cecilia comenzó a afanarse de su propio hijo: “Lalito me hace caso en todo, al levantarse, tomar desayuno, ir al colegio, hacer los deberes, poner la mesa, almorzar, se entretiene jugando solo, hace su cama, arregla sus cosas, cenamos y se va a acostar a la hora indicada. Además es muy inteligente y todos los años saca el primer puesto en la escuela.”

Lo anterior tuvo un efecto negativo en Medalia, ya que quedó deprimida, preguntándose qué estaba haciendo mal con su hijo, y por qué ya no podían ser tan felices como antes. Como de costumbre tuvo problemas para enviarlo a acostar y Benjamín se demoró una hora entre hacer la cama, lavarse los dientes, ponerse piyama, rezar e irse a la cama, cuando más bien podría haberlo hecho en quince minutos. Medalia estaba exhausta y cayó pesadamente sobre el colchón.

Esa noche comenzó a nevar y luego de un par de horas todo estaba cubierto de una capa incolora e insípida, como si un gigante hubiera tapado todo con una gran sábana blanca.

Cecilia recordó que aún tenía que botar la basura, así es que se puso su capa, un gorro de lana y en pantuflas —todo de color rojo— salió a darle encuentro al tacho. Con la ventolera que había la puerta se cerró tras de ella, y lamentablemente no traía la llave consigo. Se puso a gritar hacia el segundo piso: “¡Lalito, hijo, ábreme la puerta que se me quedó la llave!”. Pero su hijo no salía. Cecilia continuó gritando, ordenándole y hasta suplicando, hasta que Lalito se dignó a asomar la cabeza por la ventana, para decir: “Mamá, tú me tienes prohibido abrir la puerta después de las nueve de la noche y son las nueve y cinco”. Y ante la sorpresa de la madre, la ventana se cerró.

A la mañana siguiente Medalia estaba rabiando con Benjamín para que terminara de alistarse, cuando de pronto vio que Lalito iba saliendo a la escuela a la misma hora de siempre. Eran las siete y treinta de la mañana y extrañamente iba solo. Llevaba puesto un lindo gorro rojo.

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.

0

Cuentos: Señorita, su novio es un cochino

Portrait of young couple walking down the mall

Por Luis Eduardo Vivero.

Cierta tarde iba cruzando por el centro comercial Plaza San Miguel; mi intención solo era atravesar el lugar para tomar un bus, de hecho me sentía un poco mareado con el ruido y con tanta gente yendo para un lado y otro. Si no te gustan las masas de gente comprenderás de lo que hablo. Y si te encantan los centros comerciales, entonces tal vez hoy tendrás otra perspectiva.

Iba mirando todo tal como si fuera un niño que visita un lugar nuevo; los colores, las heladerías, a las personas, la ropa genérica en los escaparates, nada de especial pero que costaba como si lo fuera. Cuando de pronto vi a una pareja de chicos tomados de la mano; ella era bellísima y tenía una vestimenta entre jovial y elegante. El afortunado era también alto, bien arreglado y se notaba que pasaba un buen tiempo en el gimnasio. Entonces me desvié hacia el baño para hacer una parada obligatoria antes de continuar mi camino. Curiosamente el chico también se dirigió al baño y su enamorada lo esperó en el pasillo.

El joven se “estacionó” cerca mío y cada uno resolvió su propio negocio, naturalmente. Una vez que estuve listo, el chico también lo estuvo y ambos caminamos en sentido a los lavamanos, con la salvedad de que solo yo me lavé, mientras que él siguió de largo como si nada hubiera pasado por sus manos, o por una al menos.

En ese instante me causó terror lo que se me vino a la mente y salí raudo del baño, para comprobar con un asco mortal que el joven le había tomado la mano a su enamorada, y que juntos iban disfrutando de la vida como si nada. Entonces se me vino una idea perturbadora: detenerlos, decirle a la chica que su enamorado era un cochino y que luego de haber hecho pis no se había lavado las manos, para luego encararlo a él y esperar a que confesara. Luego lo pensé un poco más e intenté discernir si en realidad eso me estaba pasando más bien porque moría de la envidia, porque yo no era tan alto, ni guapo, ni tan bien vestido ni tan musculoso como el chico, y porque no tenía una novia tan bella (ninguna en realidad).

Después de unos momentos de introspección me di cuenta que no era por eso, sino más bien porque consideraba que lo sucedido era inconcebible y totalmente reprochable. Caminé unos pasos hacia ellos, me detuve y vi como se alejaban de la mano, conversando felices, con todo el mundo a sus pies.

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.

0

Cuentos: Un enfrentamiento colosal

Por Luis Eduardo Vivero.

Apenas Godzilla apareció en las costas de Japón, comenzó a destruir todo a su paso. Luego siguió por China, la India y algunos países árabes, pero estos últimos no le gustaron. El resto de países no hizo nada hasta que la bestia se dirigió hacia Europa. Entonces una coalición mundial le lanzó proyectiles, bombas de agua, miguelitos e incluso torpedos de algodón de dulce, sin embargo nada dio resultado.

En ese momento decidieron utilizar el último recurso: soltar al Chupacabras. Antes de liberarlo, le dieron una dieta hipercalórica para que estuviera fuertecito: pastel de choclos, lomo saltado, arepas, gallo pinto y comida tailandesa (esto último no fue tan buena idea porque terminó lleno de gases). Una vez que terminó, se mandó una siesta increíble, con ronquidos espeluznantes. Al despertar lanzó unos gruñidos temibles y salió en búsqueda de su gran rival.

Encontró a Godzilla justo cuando estaba llegando a las costas de Italia. Ambos colosos avanzaron hacia el otro haciendo sonidos increíbles, demostrando sus habilidades e intentando aterrorizar al otro.

Una vez que estuvieron a pocos metros de distancia, cuando estaban a punto de trenzarse en una batalla sin precedentes, se detuvieron. Se miraron a los ojos por unos segundos que parecieron eternos. El Chupacabras acarició el pelo de Godzilla y este último tomó en sus brazos al primero. Y ante un planeta atónito por lo que estaba sucediendo, se besaron.

Los medios se alocaron y registraron a los monstruos paseando en góndola y cenando a la luz de las velas. Cuando por fin accedieron a una entrevista, dijeron a una voz: ‘fue amor a primera vista’.

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.

1

Recursos para escribir un microcuento

II Concurso de Microrrelatos Bibliotecuento

Estoy invitado a la presentación del II Concurso de Microrrelatos “Bibliotecuento”, organizado por la Casa de la Literatura Peruana. Me pidieron que participe del evento en mi calidad de ganador del primer puesto del Primer Concurso de Microrrelatos “Bibliotecuento” del 2016, que cuente cómo fue mi experiencia y sobre todo que hable acerca del proceso creativo.

Comentar acerca del proceso creativo me dejó pensando por horas, ya que esta es la parte compleja y que uno como escritor muchas veces hace de forma intuitiva, sin tener una serie de pasos por escrito. También pensé que significa una buena oportunidad para colaborar en este ámbito, para las personas que se están animando a participar de este segundo concurso, y que tal vez necesitan una mano para sentirse más seguros a la hora de soltar la mano.

Así es que en este artículo hablaré brevemente de algunos recursos que he identificado que pueden ser de mucha ayuda a la hora de escribir un buen microcuento. Aquí voy:

1.- Sacar un elemento de contexto, invertir los papeles o el punto de vista.

Microcuento “Una historia al revés”

2.- utilizar la repetición o una secuencia de eventos que te lleve a alguna parte, o que te lleve al punto de partida.

Microcuento circular

3.- Dejar espacios o vacíos en el relato, de tal forma que se estimule la imaginación y la creatividad.

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.

– Augusto Monterroso.

4.- Sugerir finales abiertos, para generar expectativa en el lector, como para estimular su mente.

5.- Modificar la escala de tiempo, ya sea acelerándolo o haciéndolo más lento. También funciona con las dimensiones físicas.

Microcuento El bebé gigante

6.- Describir con detalle un objeto, persona o situación, con el fin de darle textura y cuerpo al texto. Por ejemplo:

Roja, fresca, aromática, curvilínea, dulce y crocante era su boca, al igual que la última manzana que la princesa habría de comer.

– Luis Eduardo Vivero.

7.- Utilización de personajes conocidos o situaciones de la vida que sean de conocimiento público. Si me menciona una capa roja, un hombre fuerte y verde, o una mujer que puede estirar sus brazos más allá de lo normal, se estará haciendo alusión no solo al personaje en cuestión, sino que se traerá a la mente el ambiente y otros elementos relacionados, los cuales se pueden explotar de diversas formas.

Metamorfosis en la biblioteca

El niño leyó los libros que tenía en su casa, luego los de los primos, amigos, tíos, abuelos y de todo el barrio. Entonces comenzó a ir a la biblioteca, en la cual devoraba colecciones completas.

Gradualmente le fueron creciendo los bigotes, saliendo una cola, e incluso llegó el día en que tuvo que usar anteojos, los cuales sujetaba sobre sus grandes orejas redondeadas. Sentía que se iba achicando conforme avanzaba el tiempo. De todas formas eso era ideal, ya que entre más pequeño se hacía, se le facilitaba subir por los estantes para alcanzar los libros que estaban más arriba. Además se hizo un adicto al queso.

Luego de haber trabajado un montón de años como bibliotecario, el señor Pérez se jubiló y se dedicó a realizar un registro dental de la población infantil, pero eso es harina de otro costal.

– Mi microcuento ganador.

8.- Utilizar finales totalmente inesperados, con el fin de sorprender al lector.

Cubo y pala

Con los soles de finales de marzo mamá se animó a bajar de los altillos las maletas con ropa de verano. Sacó camisetas, gorras, shorts, sandalias…, y aferrado a su cubo y su pala, también sacó a mi hermano pequeño, Jaime, que se nos había olvidado.

Llovió todo abril y todo mayo.

– Carmela Greciet.

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.

0

Poesía: Versos para la paz

Hace poco participé en el VIII Concurso Poético-Musical Natalicio de Ermelinda Díaz con dos poemas, y me dieron un diploma 😀

A continuación está uno de los poemas que envié:

Versos para la paz

Para alcanzar la paz

de una vez por todas

primero hay que limpiar el corazón.

Rociarlo

con perfume de eucalipto

barrerlo

con una escoba nueva

y asolearlo

en el jardín

para que en medio de la primavera

florezca

como las margaritas

lleno de vida y de esperanza

para que sus esporas

viajen a territorios lejanos

llevando las semillas del amor

para que crezcan con las gotas de agua

de las lágrimas de los desplazados

del sudor de los explotados

de la angustia de los expectantes

al otro lado del charco.

 

Y que de una vez por todas

aprendamos a vivir todos juntos

en una paz sobrecogedora

propia de la mariposa

fuerte

como el arañazo de un puma

en peligro de extinción

suave

al igual que los piecitos de un bebé

tierno

como el abuelo que cuenta historias

de un mundo que cada vez recuerda menos

implacable

como la visa que hay que renovar cada año

imparable

como la fuerza del amor de una madre.

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.

0

Cuentos cortos: Misterio en la clínica

Meditando en la oscuridad

Era de noche y lo único que se escuchaba en el pasillo de la clínica eran las ruedas del carrito que Ingrid empujaba de una habitación a otra. Todo estaba normalmente tranquilo y tétrico, hasta que entró a la habitación 904. Después de esa noche Ingrid nunca olvidaría ese número.

Ingrid era una enfermera proveniente de una familia alemana; era alta y fornida, con una imagen imponente, al menos en cuanto se refería a los vivos…

“La 904 y termino esta ronda”, fue lo que pensó Ingrid al estar frente a la puerta. La abrió suavemente, para no despertar a algún paciente, en caso de haberlo. A tientas entró al baño y prendió la luz para recoger la basura. Fue un segundo en el cual vio que algo estaba mal, que algo no correspondía. Siempre quedó con la sensación de que hubiera querido no ver lo que estaba ahí, algo que parecía un puente entre este y el otro mundo. Pero no fue así y tuvo que lidiar con ello.

Justo al estar entrando al baño alcanzó a ver a una figura humana que estaba sentada con las piernas cruzadas, cerca del suelo. La vista del ser estaba perdida en el infinito hacia arriba. Ingrid abrió los ojos y la boca, estando a punto de exclamar cualquier improperio o algún “Dios mío” o “ave María santísima”. Pero se quedó sin voz y terminó su tarea rápidamente.

Lo que fuera que estaba ahí usaba una capucha, por lo cual no se le veía el rostro, ni los ojos, y estaba completamente inmóvil, casi como flotando en la oscuridad. Ingrid no atinó a hacer nada a la salida, más que abrir los ojos y la boca nuevamente, casi como gritando hacia adentro…

Entonces el encapuchado esbozó una sonrisa, saliendo momentáneamente del trance en el que se encontraba. No fue una sonrisa malévola, sino más bien de diversión por lo ocurrido.

Ese extraño ser era yo, y estaba meditando en la oscuridad antes de dormir. ¡Fue muy divertido desde mi punto de vista!

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.

0

Mi nuevo proyecto literario: Reconstruye tu corazón

¿Estás dispuesto/a?

Estoy trabajando en un nuevo proyecto literario, esta vez orientado a público juvenil y adulto. Se llama Reconstruye tu corazón y está orientado a personas que por diversos motivos terminaron con el corazón roto, algo que por cierto nos ha pasado a todos en al menos una oportunidad en la vida.

El objetivo que me puse en este proyecto es proveer de mensajes positivos para que quienes los lean puedan sentirse motivados a ver su situación desde otro punto de vista, uno más luminoso, y ojalá encontrar un respiro, esperanza y fuerzas para poder salir adelante.

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.

0

Nuevo relato corto: Vipassana – un viaje a las profundidades de la mente

¡Noticias! Acabo de publicar un nuevo relato corto, bajo el título “Vipassana – un viaje a las profundidades de la mente”. Está basado en las vivencias que tuve al pasar por un curso de diez días en la mencionada técnica de meditación.

 Está en pdf para descarga libre, en la siguiente dirección:

 http://luiseduardovivero.com/obras/

 Espero que les guste 🙂

0

Mi experiencia con ayahuasca

PORTADA MI EXPERIENCIA CON AYAHUASCA

¡Tengo buenas noticias!

Acabo de publicar un relato llamado “Mi experiencia con ayahuasca”.

Este es un relato de una experiencia real que tuve con ayahuasca, en Costa Rica, el cual consistió en mi primer acercamiento a esta planta sagrada.

Mi objetivo es compartir mis vivencias con amor y humildad, con el fin de dar luz en relación a este tema, el cual se suele ver desfigurado por diferentes razones y circunstancias que aquejan a la sociedad.

Hay pasajes en este texto que podrían parecerle extraños. Por lo anterior, le pido por favor que mantenga una actitud mental abierta, para que la intención original logre ser transmitida con éxito.

El texto está en formato digital, y puede ser encontrado en Amazon, en la siguiente dirección:

Mi experiencia con ayahuasca (Spanish Edition)

0

Autores Indies – cuando la autogestión florece en el mundo literario

logo indies pequeñoAfortunadamente, cuando quise publicar mi primer libro, me dediqué a aprender cosas nuevas, y no perdí mi tiempo en contactar a alguna editorial. Basta con buscar un poco de información en internet para darse cuenta que encontrar a una editorial que te publique – aunque tu obra sea genial – puede ser toda una odisea. Aun más si eres un escritor/a novel.

Comencé a buscar alternativas; leí un poco de formatos, aplicaciones, hasta que di con Amazon. Poca idea tenía de esa plataforma, ya que nunca había comprado algo ahí. Pero sabía que correspondía a una empresa grande, y me parecía una excelente oportunidad para el nacimiento de mi primera obra – como si se tratara de buscar la mejor clínica para el parto.

Por otro lado, mi primera obra, “Amiraventuras – historias de una pequeñita maravillosa”, tiene caricaturas y fotos a color, cosa que salía carísima al intentar en otras plataformas de venta sobre demanda en papel.

Considerando todo eso, la alternativa más apropiada estaba a la vista, y comencé a maquetar para Kindle. No sabía que iba a significar tanto trabajo maquetar para kindle, pero resultó ser así, debido a las imágenes. Pues ni modos, ya tenía un boleto para este barco, y no me lo pensaba perder.

La obra fue publicada a fines del 2012, evento que me llenó de auto satisfacción.

El asunto, después de eso, era visibilizar la obra. Así fue como comencé a darme de alta en un montón de grupos en Facebook, Linkedin y la web. Me sorprendí al ver que los autores se promocionaban así mismos, y que faltaba el vínculo con los lectores. Sin embargo, llegado el momento, un grupo comenzó a sobresalir. No era cosa ya de poner el enlace al ebook, sino de construir lazos más allá de las letras y crecer juntos.

Me dio mucho gusto el ir conociendo a los miembros, quienes están distribuidos a través de América y España, principalmente. Está significando toda una aventura el participar de un grupo unido, resuelto a salir adelante, sin dejar que nada se interponga entre nosotros y nuestros sueños. ¿Lo mejor? Sin duda la gran cuota de compañerismo y sentido del beneficio común. No por nada el dicho reza “un buen amigo vale más que el oro”.

Parece de cuento juvenil, pero la realidad es que esta agrupación se formó a través de las redes sociales. Nos auto denominamos “Autores Indies”, de independientes. Aunque no es exclusivo, hay quienes tienen obras con editoriales.

¿Qué tenemos en común? La pasión por escribir, por cierto. Y el buen posicionamiento de las obras en Amazon. Varios integrantes tienen obras en el top 100 de la categoría general a la que corresponden sus textos. En el caso de Amiraventuras, entró hace poco al top 100 de la categoría “Relaciones Familiares”, cosa que me llenó de alegría y emoción. No por nada nuestro lema es “alcanzar la excelencia es nuestro propósito”.

En pocas palabras, podría decir que el movimiento Autores Indies es una movida fresca, energética, colaborativa y llena de creatividad.

¿Te atreves a leer nuestras obras? A continuación las direcciones a nuestros recursos en la web:

Página web.
Página en Facebook.
Síguenos en la cuenta de twitter.