0

Nuevo cuento infantil: El mono Pochito y el desafío de la liana

¡Buenas noticias en el frente literario! Acabo de publicar un nuevo libro: El mono Pochito y el desafío de la liana. Este es un cuento infantil al que le tengo mucho cariño, ya que lo he narrado muchísimas veces en mi proyecto de mediación lectora Club de Lectura Infantil Preguntines, tanto en bibliotecas, escuelas, espacios no convencionales de lectura y en voluntariados. Cierto día pensé algo como “sería genial tener este cuento impreso”, y luego de un buen tiempo lo tengo en mis manos. Está ilustrado bellamente por Daniel Maguiña, el autor de Pollo Fashion y editado por Editorial Apogeo. A continuación está la sinopsis:

El mono Pochito tiene todo lo que necesita para cumplir su sueño: atravesar el río Yeiyei sobre una liana. Sin embargo, a medida en que avanza por la liana, su inseguridad y miedos más profundos salen a flote.

En momentos como estos, todos necesitamos la ayuda y apoyo de nuestra familia y amigos.

¿Se atreverá finalmente el mono Pochito a cruzar o le ganará el miedo?

Presenté la obra en la Feria Internacional del libro de Lima y puedes conseguirla directamente conmigo.

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.

0

Cuento infantil: La niña andina

¡Albricias! Hace pocos días saqué mi primer libro sensorial para bebés, se llama “La niña andina”. Está basado en una niña que vive en Los Andes y va a través del día, ya sea interactuando con una llama, oliendo flores, jugando a alcanzar una mariposa, y saltando para llegar hasta la luna, e incluso tocar las estrellas.

La idea de poner una muñequita tiene como objetivo ayudarle al adulto a contar una historia que tenga sentido. Los materiales que se usaron en la construcción del libro son los siguientes: paño lenci, botones de madera y de plástico, cinta borlón, pintura para tela, greca, esponja rugosa y una muñequita con tela.

Los invito a ver el video en donde narro la historia de La niña andina, con el fin de que vean el potencial para interactuar con los bebés. Está oriendado a público prelector, de entre uno a tres años aproximadamente.

El libro está disponible en Lima-Perú.

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.

0

Microcuentos: La devoradora de libros

La devoradora de libros

La niña devoró los tres libros que le regalaron en su cumpleaños: el de ratones, el de monstruos y el de Mafalda. Afortunadamente no terminó empachada, ya que los monstruos se comieron a los ratones, y luego murieron de ternura con los dichos de Mafalda. Esta última salió como celulosa sin procesar, y la niña a lo más tuvo una pequeña molestia estomacal.

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.

0

La jirafa Margarita cumple su sueño en Samaca Orgánico

Mar y Luis Eduardo jugando en la Feria Internacional del Libro de Lima

Hace poco presenté mi libro infantil La jirafa Margarita cumple su sueño, ilustrado por Zurecia, en la Feria Internacional del Libro de Lima.

Ahora tendremos la oportunidad de presentarlo en Samaca Orgánico, el sábado 19 de agosto a las 11 a.m. En la oportunidad tendremos juegos lectores, adivinanzas de animales y un cuentacuentos musicalizado por Mar Gonzales Carrión.

En la oportunidad tendremos a la venta el libro, el cual tiene un mensaje motivacional y viene con un estuche con un juego de mesa.

¡Los invitamos a pasar una tarde mágica y divertida!

Facilitadores
Luis Eduardo Vivero es escritor de literatura infantil y especialista en fomento de la lectura infantil. Ha llevado a cabo actividades en Costa Rica, Chile y desde julio del 2015 en Perú. Actualmente desarrolla el proyecto Club de Lectura Infantil Preguntines.
De forma adicional es miembro del Consejo Municipal del Libro y la Lectura en la Municipalidad de San Miguel.

Mariana Gonzales Carrión es administradora turística de profesión. Amante del arte en todas sus formas, estudia teatro, clown y música. Una de sus grandes pasiones es cantar; cuando lo hace, los pequeñitos quedan encantados al igual que los ratones con el flautista de Hamelin. Le gusta viajar y lleva su ukelele a todas partes.

Costo de la actividad = S/.20
Costo de la actividad + libro = S/.50 (ahorras S/.5)

Ubicación
Av. Tejada 510, Barranco. A la altura de la cuadra 12, de la av. 28 de Julio de Miraflores).

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.

0

Lanzamiento de álbum ilustrado motivacional

La jirafa Margarita cumple su sueño

¡Buenas noticias! Este sábado 5 de agosto lanzaré mi libro infantil La jirafa Margarita cumple su sueño, el cual tiene un mensaje motivacional. La presentación se realizará en la Feria Internacional del Libro de Lima. En la actividad contaremos con Silvia Sugasti, la ilustradora (conocida en el ámbito artístico como Zurecia). También con la cantante y música Mar Gonzales Carrión, y Claudia Lidia’ en el arte clown.

El texto fue editado por Ediciones Altazor, una editorial que estuvo dispuesta a apostar por nuestra propuesta diferente y enriquecida por las actividades artísticas que realizamos en el Club de Lectura Infantil Preguntines.

La actividad se realizará en el teatrín La casa de cartón a las 4 p.m, en el Parque de los Próceres de la Independencia, ubicado en la cuadra 17 de la Av. Salaverry, Jesús María.

Te invitamos a asistir y a seguir el evento en Facebook.

 

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.

0

Cuentos infantiles: Un duro revés

Por Luis Eduardo Vivero.

Lalito estuvo persiguiendo al gato durante toda la mañana hasta que finalmente lo atrapó. Por fortuna, Guachimán no lo arañó ni nada por el estilo, sino que se rindió ante su suerte y destino. Entonces el pequeñito transportó como pudo al felino bajo su brazo, como quien lleva una pelota de fútbol. De hecho el «Guachi» estaba bastante gordito…

Junto a ellos iba Rocky, un perro tremendo y fuerte, el guardián de la familia. No hacía nada mientras no hubiera alguna amenaza real, y acompañaba a Lalito a donde fuera, moviendo la cola y babeando por todas partes.

Cuando Lalito llegó a la sala del lavado, abrió la puerta de la lavadora e intentó echar adentro al «Guachi», cosa que como imaginarán no fue nada de fácil, porque el gato se sujetó con las garras y todas sus fuerzas a la puerta redonda. Aquí fue cuando la historia dio un giro inesperado; justo en el momento en que Lalito tomó impulso para empujar al «Guachi», este último se corrió hacia un lado, quedando el niño dentro de la lavadora. Rocky paró las orejas y se puso nervioso, no era para menos. Entonces sin esperar a que Lalito pudiera salir de la lavadora, el «Guachi» presionó el botón Inicio de la lavadora…

La máquina comenzó a dar vueltas y Lalito se puso pálido, más que nada por el mareo que le producían las vueltas y por el agua que comenzaba a tragar. Ahí Rocky se puso a ladrar para llamar la atención de los humanos. Luego de otras tres vueltas de la lavadora, el «Guachi» presionó el botón nuevamente para detener la lavadora, por lo cual Lalito pudo salir. No le había pasado gran cosa, pero sí se había llevado un gran susto.

Los adultos llegaron corriendo a ver qué estaba pasando; encontraron el piso todo mojado y un poco de vómito. Lalito estaba bien y Rocky le había estado limpiando la cara a lengüetazos. Entonces sucedió algo increíble: el «Guachi» se había metido adentro de la lavadora y se estaba haciendo el muerto. La mamá de Lalito reprendió fuertemente a su hijo por lo que había hecho, y el papá recriminó a Rocky por no haber hecho su trabajo como cuidador del hogar.

Como resultado, la mamá tomó al «Guachi» en brazos y lo tapó con una manta, mientras le hacía cariño. El papá llevó a Lalito a cambiarse ropa y Rocky se quedó castigado en el patio.

Lalito nunca más volvió a hacerlo.

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.

0

Cuentos infantiles: Fue el gato

Por Luis Eduardo Vivero.

Dedicado a mi tía Susana Peña Donoso.

El bebé intentó escalar el corral en repetidas ocasiones, hasta que finalmente consiguió liberarse de los barrotes. No le pasó nada debido a que cayó sobre el gato. Al gato no le pasó mucho porque estaba echado sobre el perro, por lo cual amortiguó el golpe bastante bien. Al perro sí le dolió porque el gato le hundió las uñas debido al susto.

Tan pronto como el perro se paró de la impresión, el bebé salió rodando por el pasillo. Esta vez tampoco le pasó nada debido a que había una alfombra persa. Pero al rodar se le salió el pañal, el cual lamentablemente ensució la alfombra oriental.

Cuando llegó a la cocina, intentó alcanzar el biberón que estaba sobre la mesa, pero no alcanzaba. Entonces el gato se subió de un salto y lo arrojó al suelo de un manotazo. Afortunadamente no le cayó en la cabeza al bebé, pero sí sobre una pata del perro, quien dio un ladrido. Luego, el bebé agarró el biberón, y subiéndose sobre el perro lo metió en el microondas. Le dio golpecitos al azar al teclado del microondas, de forma infructuosa, por lo cual el gato lo ayudó, presionando el botón más grande con una de sus patas.

Lastimosamente el biberón se calentó más de la cuenta y el microondas explotó, causando un gran estruendo. Por fortuna el perro no salió herido esta vez, porque junto al gato y al bebé estaban bebiendo agua del excusado del baño de visitas.

Luego de un par de minutos de que había comenzado a salir humo, llegaron los vecinos, el conserje y los bomberos, quienes apagaron rápidamente el fuego del microondas. Entonces la mamá del bebé se dio cuenta de que estaba pasando algo extraño y salió del baño rápidamente, con solo una toalla en la cabeza. Dio un tremendo grito cuando se vio casi desnuda (salvo por la toalla en la cabeza) ante los vecinos, el conserje y los bomberos, por lo cual se devolvió al baño y se tapó con otra toalla.

Al salir de nuevo vio que su bebé estaba en perfecto estado, y mirando a todos dijo: seguro que fue el gato. Todos la miraron como si estuviera loca, salvo el bebé, el gato y el perro.

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.

4

Cuentos infantiles: Empapados

Cuento para el Día del Padre

Por Luis Eduardo Vivero, inspirado en una historia real.

Esta es la historia de Miguel Ángel, un hombre sin igual, alto como un árbol, con un bigote pequeño como de gato chico, y con el pelo como los picos más altos de Los Andes. Se caracterizaba por ser una persona muy alegre, que le daba el rostro a las dificultades y que cantando se zafaba de la tristeza.

Miguel Ángel tenía un excelente trabajo en una fábrica, con una gran oficina, un gran escritorio, una calculadora grande en la cual calculaba las grandes ganancias que generaba a través del gran número de personas que estaban a su cargo.

El trabajo le quedaba a unas pocas cuadras de su casa, por lo cual en las mañanas se despedía de Denisse y Eric, sus hijos, como también de Luisa, su esposa. Entonces se iba cantando bajo la sombra de los árboles, alegre, iluminando las calles: «caminando por el bosque un gatito me encontré, como no tenía nombre Micifuz yo le llamé. Ohh, Micifuz, qué peludo eres amigo, con tu cola de ratón y con pelo en el ombligo».

En la tarde cuando iba de vuelta a casa, lo hacía de la misma forma, tranquilo y cantando. Al llegar, saludaba a los chicos, a Luisa y también a Micifuz, un gato de peluche que Miguel Ángel dejaba mirando hacia la ventana, con el fin de que a su regreso le contara todo lo sucedido durante el día. «¿Qué el vecino se peleó con la vecina porque regó sus plantas con agua del baño? ¿Pero cómo el gato del frente se iba a comer al ratón de doña Juanita?», le respondía Miguel Ángel, mientras Denisse y Eric se destornillaban de la risa.

Todo iba genial en la vida de Miguel Ángel y su familia, hasta que cierta mañana se escucharon explosiones y silbidos de balas que iban y venían. En el país en que vivían había comenzado una guerra, y las guerras siempre son malas y traen muchas consecuencias. La primera cosa que le sucedió a Miguel Ángel fue que se quedó sin trabajo, por lo cual esa misma tarde tuvo que irse a casa con lo puesto. Al llegar les leyó un par de cuentos a los chicos, le preguntó a Micifuz qué había sucedido durante el día, y una vez que se fueron a dormir le contó todo a Luisa. Ella se preocupó un montón: «¿pero cómo lo vamos a hacer con la comida? ¡Hay que pagar la escuela de los chicos, también el agua, la luz, el gas y otras cosas!», exclamó ella, muy preocupada. A todo eso Miguel Ángel le dijo: «de alguna forma lo vamos a resolver, no te preocupes».

A la mañana siguiente, luego de despedirse de todos, Miguel Ángel salió de la casa con una maleta de herramientas en una mano, y en la otra una radio. Cualquier persona hubiera estado desanimada y triste, sin embargo él se fue contento. Preguntó en varios lugares si le podían dar trabajo, pero en todas partes le decían que estaban cerrando o que no habían vacantes. Esa mañana anduvo muchas cuadras, cantando alegremente bajo la lluvia: «caminando por el bosque un gatito me encontré, como no tenía nombre Micifuz yo le llamé. Ohh, Micifuz, qué peludo eres amigo, con tu cola de ratón y con pelo en el ombligo».

Divisó una fábrica a lo lejos, lo intentó nuevamente y esta vez lo hicieron pasar. Una persona revisó sus antecedentes y le dijo lo siguiente: «señor, usted tiene estudios, es una persona muy capacitada y elegante. Lo único que le puedo ofrecer es un puesto de barrendero y operario. ¿Está seguro que no le importará que sus vecinos sepan que está trabajando de eso? ¿No le dará vergüenza?». Miguel Ángel lo miró con ternura y le respondió: «tengo dos hijos en casa que me esperan; mientras sea un trabajo honrado estaré encantado de hacerlo». Dicho y hecho, a partir de ese mismo día se puso a barrer largos pasillos, a limpiar pisos y muchas otras cosas.

Pese a la guerra, en casa todo iba muy bien y a los chicos nunca les faltó nada; tuvieron comida de buena calidad, útiles para la escuela, ¡incluso juguetes! Y sobre todo mucho amor.

Cierta mañana a Miguel Ángel lo mandaron a construir un horno para hacer pan; cuidadosamente puso ladrillo sobre ladrillo, hasta que terminó el trabajo, el cual hizo con mucha dedicación y de la mejor forma que podría haberlo hecho. Esa vez terminó con las manos con callos y heridas, debido a que no estaba acostumbrado a hacer ese tipo de trabajo. Sin embargo en vez de deprimirse, volvió cantando a casa muy animado. Esa vez les hizo una televisión a los chicos, pero no cualquiera, sino una increíble que armó con una caja de madera, para luego contar cuentos con títeres dentro de ella. ¡Eric y Denisse lo pasaron genial!

Afortunadamente con el tiempo la guerra terminó y todo fue mejorando. Incluso Miguel Ángel consiguió un trabajo mejor y las cosas fueron volviendo gradualmente a la normalidad.

Con los años, cuando Denisse y Eric ya eran adultos, se enteraron de que durante el período que duró la guerra tanto su mamá como su papá comieron solamente papas: papas cocidas al desayuno, papas fritas al almuerzo y puré de papas en la noche. Todos los otros alimentos se los dieron a los niños para que se alimentaran bien, estuvieran saludables y se desarrollaran. Aún ahora, luego de muchos años, Denisse y Eric recuerdan a su papá caminando y cantando bajo la lluvia, alegre y de buen ánimo: «caminando por el bosque un gatito me encontré, como no tenía nombre Micifuz yo le llamé. Ohh, Micifuz, qué peludo eres amigo, con tu cola de ratón y con pelo en el ombligo».

 

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.

1

Microcuentos: Metamorfosis en la biblioteca

Niños en la biblioteca

Nota: con este microcuento gané el primer puesto del Primer Concurso de Microrrelatos Bibliotecuento, organizado por la Casa de la Literatura Peruana, a fines del 2016.


El niño leyó los libros que tenía en su casa, luego los de los primos, amigos, tíos, abuelos y de todo el barrio. Entonces comenzó a ir a la biblioteca, en la cual devoraba colecciones completas.

Gradualmente le fueron creciendo los bigotes, saliendo una cola, e incluso llegó el día en que tuvo que usar anteojos, los cuales sujetaba sobre sus grandes orejas redondeadas. Sentía que se iba achicando conforme avanzaba el tiempo. De todas formas eso era ideal, ya que entre más pequeño se hacía, se le facilitaba subir por los estantes para alcanzar los libros que estaban más arriba. Además se hizo un adicto al queso.

Luego de haber trabajado un montón de años como bibliotecario, el señor Pérez se jubiló y se dedicó a realizar un registro dental de la población infantil, pero eso es harina de otro costal.

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.

0

I Festival del Libro Infantil y Juvenil de la BNP

Programa del I Festival del Libro Infantil y Juvenil de la BNP

¡Buenas noticias! La Biblioteca Nacional del Perú organizó el I Festival del Libro Infantil y Juvenil, el cual comienza hoy con un par de presentaciones de libros infantiles, un concierto interactivo y una exposición de álbumes ilustrados.

Algo muy bueno es que estaré el miércoles 5 de abril en el festival contando mis propios cuentos, incluyendo La jirafa Margarita cumple su sueño, La elefanta Fantabulástica, Condorcín aprende a volar y El mono Pochito y el desafío de la liana, entre otros. Contaré con el apoyo de la talentosa Mariana Gonzales Carrión, quien me acompañará con su ukelele mágico, sonidos y técnicas clown, y con quien realizaremos una actividad de narración oral con títeres y escénica similar a lo que hacemos en el Club de Lectura Infantil Preguntines.

La presentación se llama Cuentos a la carta y estaremos compartiendo escenario con el talentoso y genial Ricardo Pflucker. Es una actividad gratuita de la BNP, ¡aprovecha!

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.