Poema infantil: Mi color

Ilustración de Amariah, de Periwinkle and Hazel

Por Luis Eduardo Vivero.

– Dedicado a niñas y niños afroamericanos.

Mi color lo copiaron del helado de chocolate,
por eso yo bailo y digo «bate que bate».

Mi color es de las profundidades del mar,
para bajar hasta ahí, hay que saber amar.

Mi color es el del cielo al anochecer,
el del mar calmo antes del amanecer.

Mi color es el de las nubes cargadas
de perlas azules y acarameladas.

Mi color sabe a moras campestres,
frutos oscuros, dulces y silvestres.

Mi color es orgullo afroamericano,
sabiduría ancestral del altiplano.

Mi color viene de las estrellas,
palpitantes, eternas y bellas.

2 responses... add one

Que hermoso poema! Te felicito por ese espíritu tuyo, tan soñador y perseverante. Espero poder seguir leyendo muchos trabajos más tuyos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *