Escritura creativa escritura creativa para niños

Taller Desafío de Escritura en el Británico Library

Un niño comparte su relato en el taller Desafío de Escritura

Estoy muy contento porque hace poco realicé tres talleres llamados Desafío de Escritura, pensados especialmente para niños y niñas. El primero fue en el Británico Library San Isidro, el segundo en el Británico San Miguel, y el tercero en el Británico Camacho (La Molina).

Los talleres fueron diseñados como módulos por separado, es decir, no existía una continuación ni eran parte de una serie. Lo anterior definitivamente significó un desafío, porque enseñar técnicas de escritura creativa en poco tiempo no es cosa fácil. ¿Cómo puedo enfrentar el desafío que esto significaba? Lo primero que hice fue darle una estructura dinámica, para que sin tener muchas cosas en la mente, pudieran comenzar a escribir, teniendo eso sí una base para poder hacerlo. Entonces, luego de habernos presentado brevemente en cada ocasión, apliqué el siguiente método:

1.- Dos elementos básicos del cuento: el narrador y los díalogos

Esto lo expliqué de la siguiente forma: los cuentos tienen dos elementos básicos para contar la historia. Uno de ellos es el narrador, quien se encarga de contar la historia. Muchos relatos inician así: “Érase una vez”, “Había una vez”, etc. Por ejemplo: “Había una vez una niña que iba a ir a visitar a su abuela que estaba enferma. Tenía una caperuza roja y debía llevarle alimentos a su abuela a través de un bosque…”. Para contar y describir algo, se puede usar este tipo de narrador, que se llama “narrador en tercera persona”. Es quien cuenta algo que le sucedió a otra u otras personas.

El segundo elemento importante para contar una historia, son los diálogos. ¿Alguien sabe qué son los diálogos? Pregunté. Varios participantes sabían, y respondieron con ejemplos de diferente tipo y en distintas circunstancias.

Fue sencillo introducir estos conceptos básicos, y muy agradable escuchar sus aportes. Lo siguiente fue exponer de forma breve y simple algunas técnicas de escritura creativa.

2.- Un ejemplo de Desafío de Escritura

Descripción del ambiente: en el patio de una casa hay una tortuga que tiene hambre. En el medio del patio hay una zanja, que es como un agujero, debido a que están haciendo unos trabajos. Al otro lado de la zanja hay una lechuga que la tortuga quiere comer. Pero no puede pasar así nada más, porque se caería a la zanja.

Elementos: en el patio están los siguientes elementos que la tortuga podría utilizar para cruzar al otro lado:

  1. Un conjunto de globos de helio, amarrados a una piedra.
  2. Un recogedor de basura de esos que tienen un palo para sujetarlos (no de los pequeñitos).
  3. Una escalera.

Desafío: encuentra una forma en que la tortuga pase de un lado de la zanja al otro, para que pueda comer la lechuga. El requisito es que uses al menos uno de los elementos anteriores.

Cuando les pregunté a cada grupo si se les ocurría alguna forma en la cual podrían resolver el asunto, ¡salieron muchas ideas! Varias de ellas ni se me habían pasado por la cabeza. Algo que resultó muy interesante, fue que luego de elaborar las ideas, algunos de los participantes comenzaron a valorar la factibilidad de las posibles soluciones. Por ejemplo:

Idea N°1: la tortuga podría tomar los globos y amarrárselos a una pata -y si son suficientes para levantar su peso- podría impulsarse con el recogedor, pasar la zanja, y luego cortaría los globos con el pico.

¡Esa idea me encantó! Incluso me generó imágenes poéticas, porque apenas la mencionaron, me imaginé algo así como una góndola en Venecia, que era conducida por una tortuga. Fíjense que la niña que dio la idea, evaluó que para que funcionara, los globos deberían tener la fuerza suficiente para levantar a la tortuga.

Idea N°2: la tortuga podría utilizar el recogedor de basura como los extractores de hojas secas y otras cosas de las piscinas, que tienen una forma similar a los atrapa mariposas. De esa manera, la tortuga podría recoger la lechuga y llevarla a su lado.

¡Esa idea me pareció increíble! Incluso de esa forma ni siquiera sería necesario que la tortuga pasara para el otro lado de la zanja. Un pensamiento totalmente fuera de la caja (del inglés ‘out of the box’).

Idea N°3: la tortuga podría utilizar la escalera para ponerla sobre la zanja y pasar sobre ella. De inmediato un niño levantó la mano e indicó lo siguiente: ahí habría un problema, y es que la escalera podría ser muy grande y pesada para la tortuga.

¡Me pareció maravilloso! Y es que estaban evaluando elementos reales dentro de una historia de ficción, para darle veracidad. Y eso se logra con el pensamiento crítico, estando muy concentrado para analizar la situación.

Lo siguiente fue cómo enfrentar el proceso creativo.

3.- Forma de trabajo

Una cosa es tener una idea para resolver un desafío mental, y otra cosa muy diferente es escribirla. Así es que plantié un método simple y claro, que resultó ser bastante efectivo a la hora de resolver el desafío de escritura.

Paso N°1: idear una forma en la cual iban a resolver el desafío, y escribir esa idea. Esto consiste básicamente de un párrafo breve, que explique la idea a desarrollar.

Paso N°2: escribir la historia en sí. Esto puede ser realmente desafiante, sobre todo si no se tiene experiencia soltando la mano. Para darles algunas herramientas narrativas básicas, les di las siguientes indicaciones:

  1. Cuenten la historia de forma natural, como si se la estuvieran contando a la mamá, papá, algún hermano/a, amigo/a o compañero/a en la escuela.
  2. Pueden comenzar con el narrador e ir intercalando díalogos de los personajes, ya que esto le otorga dinamismo al relato, y hace que la historia avance.
  3. En algunos de los desafíos pedía cosas específicas, por ejemplo, terminar con un final que sorprenda. En esos casos hablamos acerca de qué posibilidades existían para causar ese efecto.

Paso N°3: los participantes que deseaban iban compartiendo sus relatos. Resultó muy enriquecedor y gratificante ir escuchando, y también comentando los aspectos diferenciadores de cada uno de ellos. Pudimos notar diferencias en el estilo, inclusión de prosa, detalles increíbles, como el uso de imágenes sensoriales, etc.

Disfruté muchísimo de los talleres. En febrero vienen tres más, informaré de los detalles a través de mi página en facebook. ¡Estén atentos!

Sobre el autor

Escritor de literatura infantil y de cuentos para niños grandes. Emprendedor, meditador e Ingeniero electrónico. Viajero cósmico y enamorado de la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *